COP 28 y la participación de los jóvenes en el desafío climàtico

António Guterres, secretario general de las Naciones Unidas con jóvenes multiétnicos en la COP (28). Propiedad de Joaquín Ramos. ASPEA

Escoge tu nivel de lectura:

ESTÁNDAR

COP 28 y la participación de los jóvenes en el desafío climàtico

Escrito por Daniele Savietto y Paulo Lima

“Sus Señorías,
El desafío climático no es un tema más de su bandeja de entrada.
Proteger nuestro clima es la mayor prueba de liderazgo del mundo.
Y por eso les pido que lideren.
El destino de la humanidad está en juego.
Hagan que esta COP cuente.
Hagan de esta COP un punto de inflexión.
Hagan de esta COP la nueva esperanza para el futuro de la humanidad”.

(António Guterres, secretario general de las Naciones Unidas, 1 de diciembre de 2023)

¿Qué es la Conferencia de las Partes (COP)?

COP significa Conferencia de las Partes. Reúne a 198 “partes”, es decir, los 197 países y la Unión Europea que han firmado la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC). Originada en la Cumbre de la Tierra de 1992, la COP representa uno de los esfuerzos más significativos y de mayor alcance de la comunidad internacional en la lucha contra el cambio climático.

Según la CMNUCC, el principal objetivo de la Convención es “evitar interferencias humanas peligrosas en el sistema climático”.

En la actualidad, asisten a las COP 197 países y la Unión Europea, lo que demuestra una preocupación y un compromiso casi universales con el clima. Es importante comprender que estas Conferencias no son meras reuniones formales; son el epicentro de los debates multilaterales sobre el clima, que se alternan anualmente entre los cinco grupos regionales de la ONU.

Los principales documentos derivados de estas Conferencias son: El Protocolo de Kioto y el Acuerdo de París.

El Protocolo de Kioto, adoptado en 1997, supuso un hito inicial, al vincular legalmente a los países desarrollados a unos objetivos de reducción de emisiones. Este Protocolo pasó por dos períodos de compromiso, el primero de 2008 a 2012 y el segundo que comenzó en 2013 y concluirá en 2020.

Sin embargo, fue el Acuerdo de París, firmado en la 21ª COP celebrada en 2015 en la capital francesa, el que marcó una nueva era en la política climática mundial. Este acuerdo animó a todas las naciones a comprometerse a luchar contra el cambio climático y a adaptarse a sus efectos, con el objetivo de mantener el aumento de la temperatura global por debajo de los 2 grados centígrados en comparación con los niveles preindustriales y esforzarse por limitar este aumento a 1,5 grados centígrados.

Las funciones de la COP son dos: revisar la aplicación de la Convención, el Protocolo de Kioto y el Acuerdo de París; y adoptar decisiones para mejorar y aplicar estos instrumentos. Esto puede incluir la creación de nuevos órganos subsidiarios y la negociación de nuevos instrumentos jurídicos, como el propio Acuerdo de París y la Enmienda de Doha al Protocolo de Kioto.

Jóvenes mostrando los efectos del petróleo sobre el entorno. Propiedad de Joaquín Ramos.ASPEA.

Toma de decisiones

El proceso de toma de decisiones en las COP es complejo e implica extensas negociaciones y compromisos. Este proceso no sólo refleja la diversidad y las preocupaciones de los países participantes, sino que también pone de manifiesto la naturaleza desafiante de la gobernanza climática mundial.

Los debates entre los dirigentes de los países y los negociadores deben desembocar en un texto final, adoptado por consenso y no por votación, que tenga en cuenta las diferencias de intereses y posiciones, con el objetivo ideal de avanzar en la lucha contra la crisis climática. Además de estas negociaciones, que a menudo se prolongan más de lo previsto, los debates reúnen a diversos grupos de presión, representantes de ONG y organizaciones internacionales.

Además de fijar objetivos de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), las COP desempeñan un papel fundamental a la hora de ayudar a las comunidades vulnerables a adaptarse a los efectos del cambio climático y de trazar el camino para lograr unas emisiones netas nulas en 2050. Este compromiso mundial no sólo refleja la urgencia de la crisis climática, sino que también representa una oportunidad para reconfigurar la economía mundial hacia un futuro con bajas emisiones de carbono que sea responsable con el medio ambiente y socialmente justo.

¿Qué dice la ciencia al respecto?

La ciencia que subyace al calentamiento global es un campo sólido y en constante evolución, marcado por una creciente y alarmante comprensión del cambio climático. Los informes de científicos, investigadores y comunidades afectadas de todo el mundo hablan de un panorama preocupante: variaciones anormales en las temperaturas de la tierra y los océanos, cambios en el ciclo de las estaciones y patrones irregulares de precipitaciones, todo ello por encima de la variabilidad natural.

Estos cambios están indudablemente impulsados por el calentamiento global, resultado directo del aumento de los gases de efecto invernadero (GEI) en la atmósfera, debido principalmente a actividades humanas como la quema de combustibles fósiles y los cambios en el uso del suelo.

Datos clave de la ciencia del clima

– Aumento de los GEI: Desde la Revolución Industrial, la concentración de GEI no ha dejado de aumentar, elevando la temperatura global.

– Impacto de las temperaturas: Incluso pequeños aumentos de la temperatura global tienen consecuencias significativas, afectando negativamente a la vida y a la sociedad.

– Necesidad de una acción urgente: Existe un consenso científico sobre la necesidad de una acción inmediata para mitigar las emisiones adicionales de GEI y adaptarse a los impactos presentes y futuros del cambio climático.

Los datos utilizados por la CMNUCC proceden de organizaciones como la Organización Meteorológica Mundial (OMM) y el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC). El IPCC fue creado en 1988 por la Organización Meteorológica Mundial (OMM) y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). En aquella época, ya existía preocupación por el calentamiento global. Se estaban desarrollando muchos estudios sobre el tema y el IPCC se creó con la misión de evaluar la investigación, interpretarla y cotejar toda la información relevante, tanto técnica como socioeconómica, en informes exhaustivos, fáciles de entender y accesibles para todo el mundo.

El IPCC está organizado en tres grupos de trabajo. El Grupo I se centra en el clima. El Grupo II se ocupa de los impactos del cambio climático y de las posibles soluciones. Y el Grupo III estudia las dimensiones económicas y sociales de los efectos del cambio climático.

Desde su creación, el IPCC ha publicado importantes informes. Su último informe señala que “es necesario reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 43% para 2030 en comparación con los niveles de 2019. Esto es crucial para limitar el aumento de la temperatura a 1,5 grados centígrados a finales de este siglo y evitar los peores impactos del cambio climático, como sequías, olas de calor y precipitaciones más frecuentes y severas.”

Un breve resumen del último informe del IPCC:

El informe más reciente del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) presenta conclusiones contundentes sobre la influencia de las actividades humanas en el calentamiento global. Las principales conclusiones son:

1.     Calentamiento global causado por las actividades humanas: Las actividades humanas, especialmente las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), han causado inequívocamente el calentamiento global. La temperatura media global de la superficie aumentó 1,1°C por encima de los niveles de 1850-1900 en el periodo 2011-2020.

2.     Aumento continuo de las emisiones de GEI: Las emisiones mundiales de GEI han ido en aumento, con contribuciones desiguales e históricas derivadas del uso excesivo de la energía, los cambios en el uso de la tierra, los estilos de vida y las pautas de consumo y producción.

3.     El calentamiento observado y sus causas: Las temperaturas de la superficie global han aumentado más rápido desde 1970 que en cualquier otro periodo de 50 años en los últimos 2000 años. Las concentraciones atmosféricas de CO2, metano y óxido nitroso se encuentran en sus niveles más altos en millones de años.

4.     Urgencia de una acción climática integrada a corto plazo: El desarrollo resistente al clima, que integra la adaptación y la mitigación de los GEI, es más urgente que nunca. Cada aumento del calentamiento, especialmente por encima de 1,5ºC, restringe progresivamente las vías hacia un desarrollo resistente al clima.

5.     Riesgos de sobrepasar el límite de calentamiento: Limitar el calentamiento global a 1,5°C sin sobrepasar temporalmente este nivel es todo un reto. Los impactos adversos durante el periodo de rebasamiento y los mecanismos de retroalimentación como los incendios forestales y el deshielo del permafrost dificultan el retorno a niveles más seguros.

6.     Impactos irreversibles y riesgos crecientes: El aumento de la magnitud y la duración del rebasamiento del calentamiento expone a los ecosistemas y a las sociedades a un cambio climático más amplio y severo, con impactos irreversibles en algunos ecosistemas poco resistentes.

7.     Las emisiones continuas y sus efectos: Las emisiones continuas afectarán a todos los componentes principales del sistema climático, muchos de los cuales serán irreversibles en escalas temporales de siglos a milenios.

8.     Necesidad de acción inmediata: Sin acciones urgentes, eficaces y equitativas de mitigación y adaptación, el cambio climático amenaza cada vez más los ecosistemas, la biodiversidad y los medios de subsistencia, la salud y el bienestar de las generaciones actuales y futuras.

El informe hace hincapié en la ventana de oportunidad que se está cerrando rápidamente para garantizar un futuro habitable para todos, destacando la importancia crítica de las decisiones y acciones que se tomen en esta década.

¿Qué podemos esperar de la COP28?

La 28ª Conferencia de las Partes (COP28) comenzó el 30 de noviembre en Dubái (Emiratos Árabes Unidos) y supone un momento importante en la trayectoria de las políticas climáticas internacionales. Desde la adopción del Acuerdo de París en la COP21 de 2015, la atención se ha centrado en la aplicación efectiva de su principal objetivo: limitar el aumento de la temperatura global muy por debajo de los 2ºC, con esfuerzos para restringir el aumento a 1,5ºC por encima de los niveles preindustriales.

La COP 28 promete ser un hito, en el que la comunidad mundial no sólo esbozará las acciones climáticas que deben reforzarse, sino que también demostrará metodologías concretas para su aplicación.

Uno de los ejes centrales de la COP28 será la identificación de soluciones globales para mantener el aumento de la temperatura global dentro de los límites estipulados. Esto implica centrarse especialmente en la elaboración de unas NDC (Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional) revisadas y más ambiciosas, previstas para 2025, que son cruciales para impulsar la transición hacia una economía verde y cumplir los objetivos del Acuerdo de París.

Otro aspecto crucial es la conclusión del primer Balance Global, que comenzó en Glasgow, un proceso esencial para revisar el progreso colectivo hacia los objetivos del Acuerdo de París y orientar a los países hacia una acción climática más ambiciosa y acelerada.

Además, la Conferencia abordará varias áreas clave:

●       Financiación por pérdidas y daños: Desarrollo de mecanismos financieros para ayudar a las comunidades vulnerables a hacer frente a los impactos directos del cambio climático.

●       Objetivo de financiación global: Desarrollo de objetivos financieros globales para ayudar a los países en desarrollo a tomar medidas contra el cambio climático.

●       Transición energética justa: Acelerar la transición hacia fuentes de energía renovables, teniendo en cuenta las necesidades socioeconómicas de las comunidades afectadas, haciendo hincapié en la necesidad de acelerar la transición energética y reducir las emisiones antes de 2030.

●       Reducir la brecha de emisiones: estrategias urgentes para reducir las emisiones globales y alcanzar los objetivos climáticos establecidos.

●       Eliminación progresiva de los combustibles fósiles: La COP28 se enfrentará al reto de formular un acuerdo mundial para eliminar progresivamente los combustibles fósiles antes de 2050, teniendo en cuenta las responsabilidades históricas y promoviendo la equidad en el desarrollo de los países más pobres.

●       Poner a las personas en el centro de la acción climática: por primera vez en una cumbre de la COP, se dedicará un día entero de la agenda a iniciativas diseñadas para “proteger vidas y medios de subsistencia, apoyar la resiliencia y la estabilidad de las comunidades” ante el avance de los efectos del cambio climático. Habrá debates de alto nivel sobre salud, socorro, recuperación y paz, centrándose también en las regiones del mundo consumidas por los conflictos y acosadas por una serie de problemas que dificultan enormemente la mitigación del cambio climático y la adaptación al mismo.

●        Un liderazgo más amplio sobre el cambio climático: La COP28 también tratará de involucrar a un abanico más amplio de líderes para convertir las promesas climáticas en acciones. La Cumbre de Acción Climática Local de la COP28 reunirá a cientos de alcaldes, gobernadores y líderes empresariales y de ONG que desempeñan un papel fundamental en la aplicación de las políticas climáticas a nivel municipal y regional en sus países de origen.

¿Cuál es el papel de la juventud?

Los jóvenes ocupan una posición estratégica en la construcción de un futuro más saludable para las generaciones venideras. Con el cambio climático cada vez más reconocido como una amenaza global para la salud y el bienestar, los jóvenes están asumiendo un papel proactivo y esencial en la lucha contra este desafío.

No sólo conciencian sobre el impacto del clima en la salud y el bienestar, sino que también fomentan cambios en el estilo de vida y presionan para que se tomen medidas políticas eficaces.

Adoptar estilos de vida saludables

Los jóvenes están a la vanguardia de la adopción de estilos de vida saludables. Están introduciendo cambios en sus rutinas diarias, como utilizar el transporte público, adoptar dietas basadas en plantas, reducir el desperdicio de alimentos y evitar los plásticos de un solo uso. Estas acciones individuales, aunque pequeñas, contribuyen significativamente a reducir la huella medioambiental.

Jóvenes multiétnicos reclamando el fin de los combustibles fósiles. Propiedad de Joaquin Ramos. ASPEA.

Defensa y abogacía

Los jóvenes participan activamente en la defensa de la causa, compartiendo conocimientos sobre el cambio climático y promoviendo debates sobre sostenibilidad en sus comunidades. Utilizan las plataformas en línea y los medios sociales para conectar con otros jóvenes e influir en las decisiones políticas y de comportamiento.

Participación en iniciativas globales

Iniciativas como La Juventud Opina de UNICEF y la Cumbre Juvenil sobre el Clima de las Naciones Unidas proporcionan plataformas para que los jóvenes compartan sus puntos de vista y participen activamente en los debates y acciones sobre el clima.

Si hablamos específicamente de las COP, los jóvenes pueden implicarse en diferentes acciones e iniciativas como la Conferencia Internacional de la Juventud (COY) y YOUNGO.

La COY es un destacado encuentro centrado en los movimientos por el clima, que sirve de plataforma global y que pretende reunir a jóvenes de distintos países, autoridades e investigadores para debatir temas cruciales como las políticas climáticas internacionales.

YOUNGO es una “circunscripción”, un grupo formal que permite a los jóvenes tener una voz organizada en los procesos de toma de decisiones relacionados con el clima, reconocida en 2009 en el marco de la CMNUCC, que reúne a movimientos juveniles y ONG de todo el mundo. Su principal objetivo es fomentar la participación de los jóvenes que trabajan en el proceso de reducción de las emisiones de gases procedentes de la deforestación y la degradación de los bosques; con la cuestión de la adaptación y la mitigación en el contexto del cambio climático; con el principio de equidad intergeneracional; con la crisis financiera y el progreso tecnológico. YOUNGO no tiene una estructura jerárquica ni un líder, sólo dos puntos focales que coordinan las actividades: uno representa al hemisferio sur y el otro al norte.  Ser una “circunscripción” permite a YOUNGO disponer de un espacio para celebrar su “reunión diaria”, para planificar las intervenciones durante las plenarias de la COP.

Estos espacios ofrecen la oportunidad de debatir soluciones y colaborar con otros jóvenes de todo el mundo.

Formación y capacitación

Los programas de formación y tutoría están dotando a los jóvenes de las habilidades y los conocimientos que necesitan para convertirse en líderes y defensores eficaces de las cuestiones climáticas. Están aprendiendo a controlar la calidad del aire, a desarrollar proyectos ambientalmente responsables y socialmente justos y a participar activamente en el diálogo con las autoridades locales y mundiales.

Conclusión:

En resumen, la Conferencia de las Partes (COP) representa un hito fundamental en la lucha mundial contra el cambio climático, al demostrar un compromiso casi universal con las medidas climáticas gracias a la participación de 197 países y de la Unión Europea.

Las COP son mucho más que simples reuniones formales, funcionan como el epicentro de los debates multilaterales sobre el clima, alternándose anualmente entre los grupos regionales de la ONU. El legado de estas conferencias incluye documentos cruciales como el Protocolo de Kioto y el Acuerdo de París.

La ciencia del calentamiento global, tal y como ponen de manifiesto los informes del IPCC y de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), revela un panorama preocupante, en el que el continuo aumento de los gases de efecto invernadero (GEI) eleva las temperaturas globales y provoca importantes efectos adversos sobre la vida y la sociedad.

La COP28, celebrada en Dubái, se centra en la aplicación efectiva del Acuerdo de París y en la identificación de soluciones globales para mantener el aumento de la temperatura global dentro de límites seguros. Haciendo hincapié en la elaboración de NDC revisadas y más ambiciosas, la COP28 pretende promover una transición energética justa y acelerar la acción climática.

Por último, los jóvenes desempeñan un papel crucial, adoptando estilos de vida saludables, defendiendo la acción por el clima y participando en iniciativas globales, lo que demuestra la importancia de formar y capacitar a los jóvenes en los debates y acciones sobre el clima.

ACTIVIDADES COMPLEMENTARIAS

ARTÍCULOS COMPLEMENTARIOS: Noticias falsas y emergencia climática, una combinación explosiva - Autora: Patricia Blanco
¿Qué es la COP? - Greenpeace lo explica
Curso de formación : Curso introductorio en línea sobre el cambio climático promovido por las Naciones Unidas
YOUNGO And Act Sustainable / LCOY Egipto 2022 en las gobernaciones
¿Qué es el balance mundial y por qué es importante? UNFCC
El Secretario General de la ONU, António Guterres, en la Ceremonia de Apertura de la Cumbre Mundial de Acción por el Clima - CMNUCC

FÁCIL

COP 28 y la participación de los jóvenes en el desafío climàtico

Escrito por Daniele Savietto y Paulo Lima

“Sus Señorías,
El desafío climático no es un tema más de su bandeja de entrada.
Proteger nuestro clima es la mayor prueba de liderazgo del mundo.
Y por eso les pido que lideren.
El destino de la humanidad está en juego.
Hagan que esta COP cuente.
Hagan de esta COP un punto de inflexión.
Hagan de esta COP la nueva esperanza para el futuro de la humanidad”.

(António Guterres, secretario general de las Naciones Unidas, 1 de diciembre de 2023)

¿Qué es la Conferencia de las Partes?

La Conferencia de las Partes (COP) es una de las principales iniciativas internacionales para combatir el cambio climático. Comenzó en 1992 en la “Cumbre de la Tierra” y funciona como una parte importante de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC). El objetivo de esta convención es prevenir los daños causados por el hombre en el clima del planeta.

Hasta ahora, 197 países y la Unión Europea se han adherido a la CMNUCC, lo que demuestra un gran compromiso mundial con el clima. La COP no es sólo una reunión formal; es un punto crucial para los debates y las decisiones sobre el clima, que se alterna cada año entre las distintas regiones de la ONU. Los documentos más importantes resultantes de estas conferencias son el Protocolo de Kioto y el Acuerdo de París.

El Protocolo de Kioto de 1997 estableció objetivos de reducción de emisiones para los países desarrollados, con dos períodos de compromiso, 2008-2012 y 2013-2020. El Acuerdo de París, firmado en 2015, inició una nueva fase en la política climática, animando a todos los países a luchar contra el cambio climático y a adaptarse a sus efectos, con el objetivo de limitar el aumento de la temperatura global a menos de 2 grados centígrados.

En las COP, los países revisan y deciden cómo mejorar la aplicación de estos acuerdos. El proceso de toma de decisiones es complejo y refleja las diferentes necesidades y preocupaciones de los países. Además, las COP ayudan a las comunidades vulnerables a hacer frente a las consecuencias del cambio climático y a trabajar para alcanzar el objetivo de cero emisiones netas en 2050. Este esfuerzo global es esencial no sólo para hacer frente a la crisis climática, sino también para dirigir la economía mundial hacia un futuro medioambientalmente responsable, socialmente justo y con bajas emisiones de carbono.

¿Qué dice la ciencia al respecto?

La ciencia tiene mucho que decir sobre el calentamiento global, y los resultados son preocupantes. Los científicos informan de cambios anormales en las temperaturas del planeta y en los patrones climáticos, como cambios en las estaciones y precipitaciones irregulares. Todo ello es el resultado de un aumento de los gases de efecto invernadero (GEI) en la atmósfera, debido principalmente a actividades como la quema de combustibles fósiles y el cambio en el uso de la tierra.

Los puntos principales de la ciencia climática incluyen el aumento continuo de los GEI desde la Revolución Industrial, que provoca el aumento de la temperatura global. Incluso pequeños aumentos de temperatura tienen importantes repercusiones en la vida y la sociedad. Existe un consenso científico sobre la necesidad urgente de seguir reduciendo las emisiones de GEI y de adaptarse al cambio climático que ya se está produciendo.

Según el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) y la Organización Meteorológica Mundial (OMM), las emisiones de gases de efecto invernadero deben disminuir un 43% para 2030 en comparación con 2019. Esto es crucial para mantener el calentamiento global por debajo de 1,5 grados centígrados y evitar los peores impactos del cambio climático, como las sequías y las olas de calor intensas.

El último informe del IPCC subraya que el calentamiento global está causado inequívocamente por las actividades humanas, ya que la temperatura media mundial ha aumentado 1,1°C desde finales del siglo XIX. El informe también señala la necesidad de una acción rápida e integrada para atajar el calentamiento, advirtiendo de los riesgos de sobrepasar el límite de 1,5°C y de los impactos irreversibles sobre los ecosistemas y las sociedades. Para garantizar el futuro del planeta, es crucial actuar ahora.

¿Qué podemos esperar de la COP28?

La 28ª Conferencia de las Partes (COP28), celebrada en Dubái, es un acontecimiento crucial en la política climática internacional. Desde la adopción del Acuerdo de París en 2015, el objetivo ha sido limitar el aumento de la temperatura global muy por debajo de los 2 °C, con esfuerzos para no superar los 1,5 °C por encima de los niveles preindustriales. Esta COP se centra en hacer realidad estos objetivos.

Un punto central de la COP28 es encontrar soluciones para mantener el calentamiento global dentro de los límites establecidos. Esto incluye revisar y reforzar las Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional (NDC, por sus siglas en inglés), que son compromisos de cada país para reducir las emisiones y son esenciales para la transición hacia una economía más ecológica.

Otra área importante es la conclusión de la primera Evaluación Global, un proceso para evaluar el progreso global hacia los objetivos del Acuerdo de París y fomentar una acción climática más ambiciosa y rápida. La COP28 también aborda cuestiones clave como:

– Financiación por pérdidas y daños: Creación de mecanismos financieros para ayudar a las comunidades afectadas por el cambio climático.

– Objetivos de financiación global: Establecer objetivos financieros para apoyar a los países en desarrollo en la lucha contra el cambio climático.

– Transición energética justa: Promover el cambio a las energías renovables, teniendo en cuenta las necesidades sociales y económicas de las comunidades, haciendo hincapié en acelerar la transición y reducir las emisiones antes de 2030.

– Reducir la brecha de emisiones: aplicar estrategias para reducir las emisiones globales y cumplir los objetivos climáticos.

– Eliminación progresiva de los combustibles fósiles: Trabajar por un acuerdo mundial para poner fin al uso de combustibles fósiles antes de 2050, teniendo en cuenta las responsabilidades históricas y el desarrollo de los países más pobres con equidad.

– Centrarse en las personas: Por primera vez, la COP dedicará un día entero a debatir cómo proteger a las personas y a las comunidades de los impactos del cambio climático, centrándose en la salud, el socorro y la recuperación, especialmente en las regiones afectadas por conflictos.

Además, la COP28 pretende implicar a un mayor número de líderes en la aplicación de las políticas climáticas, reuniendo a las autoridades locales y regionales, a los líderes empresariales y de las ONG. Esta reunión es una oportunidad para convertir las promesas en acciones concretas contra el cambio climático.

 ¿Cuál es el papel de la juventud?

Los jóvenes ocupan una posición estratégica en la construcción de un futuro más saludable para las generaciones venideras. Con el cambio climático cada vez más reconocido como una amenaza global para la salud y el bienestar, los jóvenes están asumiendo un papel proactivo y esencial en la lucha contra este desafío.

No sólo conciencian sobre el impacto del clima en la salud y el bienestar, sino que también fomentan cambios en el estilo de vida y presionan para una acción política eficaz.

Adoptar estilos de vida saludables

Los jóvenes están a la vanguardia de la adopción de estilos de vida saludables. Están introduciendo cambios en sus rutinas diarias, como utilizar el transporte público, adoptar dietas basadas en plantas, reducir el desperdicio de alimentos y evitar los plásticos de un solo uso. Estas acciones individuales, aunque pequeñas, contribuyen significativamente a reducir la huella medioambiental.

Jóvenes multiétnicos reclamando el fin de los combustibles fósiles. Propiedad de Joaquín Ramos. ASPEA

Defensa y abogacía

Los jóvenes participan activamente en la defensa de la causa, compartiendo conocimientos sobre el cambio climático y promoviendo debates sobre sostenibilidad en sus comunidades. Utilizan las plataformas en línea y los medios sociales para conectar con otros jóvenes e influir en las decisiones políticas y de comportamiento.

Participación en iniciativas globales

Iniciativas como La Juventud Opina de UNICEF y la Cumbre Juvenil sobre el Clima de las Naciones Unidas proporcionan plataformas para que los jóvenes compartan sus puntos de vista y participen activamente en los debates y acciones sobre el clima.

Si hablamos específicamente de las COP, los jóvenes pueden implicarse en diferentes acciones e iniciativas como la Conferencia Internacional de la Juventud (COY) y YOUNGO.

La COY es una destacada reunión centrada en los movimientos climáticos, que sirve de plataforma mundial y que pretende reunir a jóvenes de diferentes países, autoridades e investigadores para debatir temas cruciales como las políticas climáticas internacionales.

YOUNGO es una agrupación (reconocida en 2009 en el marco de la CMNUCC) que reúne a movimientos juveniles y ONG de todo el mundo. Su principal objetivo es fomentar la participación de los jóvenes que trabajan en el proceso de reducción de las emisiones de gases procedentes de la deforestación y la degradación forestal; con la cuestión de la adaptación y la mitigación en el contexto del cambio climático; con el principio de equidad intergeneracional; con la crisis financiera y el progreso tecnológico. YOUNGO no tiene una estructura jerárquica ni un líder, sólo dos puntos focales que coordinan las actividades: uno representa al hemisferio sur y el otro al norte.  Ser una circunscripción permite a YOUNGO disponer de un espacio para celebrar su “reunión diaria”, para planificar las intervenciones durante las plenarias de la COP.

Estos espacios ofrecen la oportunidad de debatir soluciones y colaborar con otros jóvenes de todo el mundo.

Formación y capacitación

Los programas de formación y tutoría están dotando a los jóvenes de las habilidades y los conocimientos que necesitan para convertirse en líderes y defensores eficaces de las cuestiones climáticas. Están aprendiendo a controlar la calidad del aire, a desarrollar proyectos ambientalmente responsables y socialmente justos y a participar activamente en el diálogo con las autoridades locales y mundiales.

Conclusión:

En resumen, la Conferencia de las Partes (COP) es un acontecimiento muy importante en la lucha contra el cambio climático, en el que participan 197 países y la Unión Europea. Estas conferencias no son meras reuniones, sino importantes lugares de debate sobre el clima a nivel mundial, que incluyen decisiones importantes como el Protocolo de Kioto y el Acuerdo de París.

Los estudios sobre el calentamiento global muestran que los gases de efecto invernadero están aumentando las temperaturas del planeta y causando problemas para la vida y la sociedad. La COP28, que se celebra en Dubái, se centra en poner en práctica el Acuerdo de París y encontrar formas de controlar el aumento de la temperatura global. La conferencia también abordará planes más ambiciosos para cada país (NDC) y buscará formas de cambiar a energías más limpias y rápidas.

Además, los jóvenes desempeñan un papel muy importante, adoptando modos de vida más ecológicos, apoyando las políticas climáticas y participando en proyectos internacionales, lo que demuestra lo importante que es implicarse y formarse en estos temas.

ARTÍCULOS COMPLEMENTARIOS: Noticias falsas y emergencia climática, una combinación explosiva - Autora: Patricia Blanco
¿Qué es la COP? - Greenpeace lo explica
Curso de formación : Curso introductorio en línea sobre el cambio climático promovido por las Naciones Unidas

☑️ Comprueba tus conocimientos

Cuestionario de comprensión lectora - Cop 28 y la participación de los jóvenes en el desafío climático

Paso 1 de 4

¿Qué es la Conferencia de las Partes (COP)?
ir al contenido