Conozca el movimiento «La hora del planeta» y descubra cómo participar en este llamamiento mundial por el futuro

La hora del Planeta. Imagen propiedad de ASPEA Educação Ambiental.

Escoge tu nivel de lectura:

ESTÁNDAR

Conozca el movimiento «La hora del planeta» y descubra cómo participar en este llamamiento mundial por el futuro

Escrito por Daniele Savietto

Iniciada en 2007 por WWF en Sídney, la Hora del Planeta se ha convertido en un movimiento mundial contra el cambio climático, en el que participan más de 190 países en acciones medioambientales significativas como apagar las luces para poner de relieve la urgencia de proteger nuestro planeta.

Organizada por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) y sus socios, la Hora del Planeta está reconocida actualmente como uno de los mayores movimientos medioambientales del mundo y comenzó en 2007 en Sídney (Australia). Este movimiento es una demostración tangible de preocupación y compromiso con la salud de nuestro planeta, que trasciende fronteras y une a comunidades de todo el mundo.

Más que un simple acto de apagar las luces durante una hora, la Hora del Planeta representa una oportunidad para volver a conectar con la naturaleza y entre nosotros, reafirmando nuestro compromiso colectivo con la conservación del medio ambiente y la lucha contra la emergencia climática.

Este acontecimiento anual, que tendrá lugar el 23 de marzo de 2024, de 20.30 a 21.30 hora local, verá cómo cientos de millones de personas, así como empresas, lugares famosos y comunidades enteras, participarán en actividades que reflejan una creciente concienciación medioambiental.

En tiempos de desafíos sin precedentes, la Hora del Planeta ha promovido soluciones creativas, como se vio en 2020 en el Reino Unido, cuando el evento adoptó por primera vez un formato totalmente digital. Esto no sólo adaptó el movimiento a las restricciones impuestas por la pandemia, sino que también amplió su alcance, permitiendo la participación mundial a través de eventos en línea y retransmisiones en directo.

Además, hemos realizado importantes contribuciones a la conservación del medio ambiente, como el lanzamiento del primer «Bosque de la Hora del Planeta» en Uganda, cuyo objetivo es restaurar 2.700 hectáreas de tierras degradadas, lo que demuestra el impacto tangible que puede tener el movimiento en la lucha contra la deforestación.

La relevancia cultural del movimiento se ve subrayada por la participación de figuras icónicas como Spiderman, que se convirtió en el primer superhéroe embajador mundial de La Hora del Planeta en 2014, lo que ilustra el atractivo universal y la influencia cultural del evento. Además, la astronauta italiana Samantha Cristoforetti llevó el mensaje de la Hora del Planeta al espacio en 2015, poniendo de relieve la importancia de la emergencia climática a escala verdaderamente mundial.

Otras innovaciones como los «árboles solares» de Shanghái también ejemplifican cómo la Hora del Planeta inspira soluciones ecológicas y sostenibles, permitiendo a la gente cargar sus dispositivos móviles utilizando energía renovable. Estas iniciativas reflejan el espíritu innovador y la dedicación al medio ambiente que el movimiento pretende fomentar.

Lo importante es darse cuenta de que el movimiento fomenta la adopción de prácticas sostenibles por parte de individuos, comunidades y naciones, promoviendo la participación en iniciativas de conservación y la defensa de políticas medioambientales protectoras. Al poner de relieve los resultados positivos de la acción colectiva, La Hora del Planeta alimenta un sentimiento de esperanza y motiva la implicación continua de los ciudadanos en la defensa del medio ambiente.

Además, La Hora del Planeta extiende su invitación a participar más allá de la acción tradicional de apagar las luces, proponiendo una variedad de actividades que promueven la sostenibilidad y la implicación medioambiental.

Entre las sugerencias se encuentra la iniciativa de cocinar de forma consciente, utilizando productos de empresas con prácticas respetuosas con el planeta y alimentos de bajo impacto medioambiental, así como fomentando el contacto directo con los productores locales en los mercados de agricultores. Otras actividades incluyen aventuras al aire libre destinadas a reforzar la conexión con la naturaleza, explorar carreras relacionadas con la conservación, ver documentales sobre el medio ambiente, descubrir la biodiversidad local y organizar equipos de limpieza de la naturaleza, cada una de ellas reflejo de un compromiso con la conservación y la educación medioambiental.

Sin embargo, el movimiento se enfrenta a críticas sobre su impacto efectivo en la lucha contra el cambio climático, ya que algunos dudan de su capacidad para inducir cambios concretos en las políticas o prácticas medioambientales, apuntando a un carácter predominantemente simbólico.

Sin embargo, los organizadores destacan la sensibilización y la inspiración para la acción continua como objetivos clave, que trascienden la observancia anual de una hora.

Perspectivas Futuras

Con el objetivo de maximizar su impacto, La Hora del Planeta está pasando de ser un acontecimiento anual puntual a convertirse en una campaña continua de implicación y acción medioambiental. A través de iniciativas educativas, colaboraciones con gobiernos y el sector privado, y la promoción de proyectos sostenibles, el movimiento quiere fomentar un compromiso más sólido y duradero con la preservación del medio ambiente.

Desde su creación en 2007, La Hora del Planeta ha sensibilizado a millones de personas sobre cuestiones medioambientales críticas, pero también ha catalizado la innovación y la acción práctica en favor de la conservación y la sostenibilidad medioambiental. El creciente apoyo de ciudades, empresas y particulares refleja una conciencia medioambiental en expansión y una voluntad cada vez mayor de actuar en defensa del planeta.

En resumen, a medida que nos acercamos a la Hora del Planeta 2024, se nos recuerda el poder de la acción colectiva y la importancia de cada contribución al bienestar de nuestro planeta. Este acontecimiento no es sólo un momento de solidaridad mundial; es una llamada a seguir luchando por la conservación del medio ambiente y por el futuro respetuoso con el medio ambiente que todos deseamos.

ACTIVIDADES COMPLEMENTARIAS

Lea el artículo "WAYS TO HELP OUR WORLD ON A BUDGET IN 2024" y vea otras formas de hacer cambios positivos en 2024.
Vea el documental ganador de un Oscar "Lo que el pulpo me enseñó" - Disponible en Netflix

FÁCIL

Conozca el movimiento «La hora del planeta» y descubra cómo participar en este llamamiento mundial por el futuro

Escrito por Daniele Savietto

Iniciada en 2007 por WWF en Sídney, la Hora del Planeta se ha convertido en un movimiento mundial contra el cambio climático, en el que participan más de 190 países en acciones medioambientales significativas como apagar las luces para poner de relieve la urgencia de proteger nuestro planeta.

Lanzada por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) en 2007 en Sídney (Australia), La Hora del Planeta es un movimiento que nació del descontento por la falta de acción contra el cambio climático.

Lo más interesante es lo rápido que ha pasado de ser un acontecimiento local a convertirse en un movimiento mundial. Hoy en día, la Hora del Planeta involucra a más de 190 países, lo que la convierte en uno de los movimientos medioambientales más significativos a nivel mundial.

Se celebra siempre el último sábado de marzo de cada año y su objetivo es llamar la atención sobre problemas medioambientales urgentes como el cambio climático y la pérdida de biodiversidad mediante una acción sencilla pero poderosa: apagar las luces durante una hora. Este año, 2024, la acción tendrá lugar el 23 de marzo de 20.30 a 21.30 (hora local).

A lo largo de los años, la Hora del Planeta ha pasado de ser un acto simbólico de apagar las luces a convertirse en un movimiento medioambiental integral con repercusiones de gran alcance, que subraya la importancia de volver a conectar con la naturaleza y de dar pasos concretos hacia la conservación del medio ambiente.

Además, el evento ha impulsado políticas e iniciativas medioambientales a nivel local, nacional y mundial, demostrando el poder de la movilización colectiva para influir en la agenda medioambiental.

Impacto y logros de la Hora del Planeta

El impacto de la Hora del Planeta va más allá de la simbólica hora de oscuridad y ha inspirado toda una serie de iniciativas y logros medioambientales:

  • Transformación digital: La pandemia de 2020 llevó a la Hora del Planeta a adoptar un enfoque digital, demostrando la adaptabilidad y resistencia del movimiento. El cambio a las plataformas en línea facilitó la participación mundial, haciendo hincapié en la necesidad urgente de una acción medioambiental.
  • Esfuerzos de conservación: La Hora del Planeta contribuyó activamente a proyectos de conservación, como la creación del «Bosque de la Hora del Planeta» en Uganda, destinado a combatir la deforestación y restaurar las tierras degradadas.
  • Embajadores mundiales: El movimiento se ha ganado el apoyo de iconos mundiales, incluido Spiderman como primer superhéroe embajador, lo que pone de relieve el atractivo y el alcance universales de la Hora del Planeta.
  • Soluciones innovadoras: Iniciativas como los «árboles solares» de Shanghai ejemplifican el papel de la Hora del Planeta en la promoción de soluciones energéticas sostenibles, mostrando las implicaciones prácticas de las fuentes de energía renovables.

El movimiento anima a individuos, comunidades y naciones a adoptar prácticas ecológicamente conscientes, contribuir a los esfuerzos de conservación y presionar a favor de políticas que protejan el medio ambiente. Al destacar los beneficios tangibles de la acción colectiva, La Hora del Planeta inspira esperanza y anima a seguir participando en la defensa del medio ambiente.

A pesar de su éxito y reconocimiento mundial, la Hora del Planeta se enfrenta a críticas sobre su impacto real en el cambio climático. Algunos sostienen que el acontecimiento es en gran medida simbólico y cuestionan su eficacia a la hora de promover cambios concretos en las políticas o los comportamientos medioambientales.

Sin embargo, los organizadores subrayan que el objetivo principal es concienciar e inspirar una acción continuada más allá de la hora anual, cuando el movimiento es más visible.

Perspectivas Futuras

Para ampliar su impacto, La Hora del Planeta está pasando de ser un acontecimiento anual a una campaña continua de implicación y acción medioambiental. A través de iniciativas educativas, asociaciones con gobiernos y sectores privados, y la promoción de proyectos sostenibles, pretende fomentar un compromiso más profundo y duradero con la protección del medio ambiente.

En resumen, desde su creación en 2007 hasta la actualidad, el movimiento no sólo ha sensibilizado a millones de personas sobre cuestiones medioambientales cruciales, sino que también ha catalizado acciones tangibles e innovadoras en favor de la conservación y la sostenibilidad. Y lo que es más, el número creciente de ciudades, empresas y particulares adheridos es señal de una mayor concienciación y voluntad de actuar en favor del planeta.

 

Lea el artículo "WAYS TO HELP OUR WORLD ON A BUDGET IN 2024" y vea otras formas de hacer cambios positivos en 2024.
Vea el documental ganador de un Oscar "Lo que el pulpo me enseñó" - Disponible en Netflix

☑️ Comprueba tus conocimientos

Cuestionario de comprensión lectora. Conozca el movimiento "La hora del planeta" y descubra cómo participar en este llamamiento mundial por el futuro.

Paso 1 de 4

¿Cuál es el principal objetivo de la Hora do Planeta?
ir al contenido