Aproximar a los jóvenes a las decisiones políticas: un reto urgente

Manos ondeando banderas de la Unión Europea. Propiedad de Joaquim Ramos Pinto

Escoge tu nivel de lectura:

ESTÁNDAR

Aproximar a los jóvenes a las decisiones políticas: un reto urgente

Escrito por Ines Costa y Teresa Juncal Pires

Dado que los jóvenes son los principales beneficiarios de la Agenda 2030, deben participar activamente en los procesos que apoyan la implementación de las metas relacionadas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), y es importante darles la oportunidad de participar en la toma de decisiones a nivel local, regional, nacional y europeo. Según el World Youth Report (2020), hay 1.200 millones de jóvenes de entre 15 y 24 años, lo que supone el 16% de la población mundial.

Los jóvenes están desconectados (u offline como dirían ellos) de las políticas públicas nacionales y europeas

Aunque en los últimos años hemos asistido a un aumento de la implicación de los jóvenes portugueses en el proceso político y en la participación en iniciativas de la sociedad civil, como corrobora el estudio «La participación política de los jóvenes en Portugal», promovido por el Foro Gulbenkian del Futuro, en colaboración con el Centro de Estudios y Sondeos de Opinión de la Universidad Católica Portuguesa, en el que se reitera que «la idea a menudo esgrimida de que existe un declive generalizado de la participación política de los jóvenes en Portugal no está respaldada por los datos disponibles», vemos que la realidad de la participación no es adecuada ni suficiente para tener un impacto positivo y significativo en la creación de políticas que tengan implicaciones para el presente y el futuro de estos jóvenes y de la sociedad en la que vivirán.

Muchos jóvenes europeos ya están implicados y sensibilizados con las cuestiones políticas y cívicas, y se movilizan bien a través de mecanismos convencionales como el voto, los mítines de los partidos y la participación en las actividades de los partidos, bien a través de mecanismos «no convencionales» como el voluntariado juvenil, los debates y las manifestaciones. A pesar de esta implicación, este grupo de edad sigue distanciado de la política nacional y europea.

El nivel de movilización y participación varía entre los jóvenes en función de distintos factores, como el acceso a la información, el nivel de estudios, la situación socioeconómica o la ubicación geográfica.

Según el informe de datos de la European Parliament Youth Survey, realizado por Ipsos European Public Affairs a petición de la Dirección General de Comunicación del Parlamento Europeo, sólo el 63% de los jóvenes portugueses encuestados votó en las últimas elecciones locales, nacionales o europeas. Además, sólo el 25% participó como voluntario en una organización benéfica/de campaña. En cuanto a ponerse en contacto con políticos para tratar temas que les preocupan, sólo el 8% lo hizo.

Esta realidad es similar en España e Italia. En España, sólo el 56% de los jóvenes votó en las últimas elecciones locales, nacionales o europeas, el 23% participó como voluntario en una organización benéfica/campaña y el 10% se puso en contacto con los políticos para tratar temas de actualidad. En Italia, el 50% votó en las últimas elecciones locales, nacionales o europeas, el 23% participó en una acción de voluntariado para una organización benéfica/campaña, y el 9% tuvo contacto con políticos.

Grupo de empresarios creativos multiétnicos que trabajan en un proyecto y tienen una reunión de intercambio de ideas. Trabajo en equipo y concepto de lluvia de ideas.

La voz de los jóvenes como parte de la solución

La participación de los jóvenes en la política nacional y europea es crucial para garantizar que sus preocupaciones, necesidades y perspectivas estén adecuadamente representadas. Una sociedad democrática aspira a representar a todos sus ciudadanos, por lo que es esencial que los jóvenes tengan una voz activa en los debates que les afectan directamente y que sus opiniones se tengan en cuenta en la toma de decisiones de los gobiernos, sobre todo teniendo en cuenta que representan una parte significativa de la población.

En las conclusiones adoptadas por el Consejo (Educación, Juventud, Cultura y Deporte) y los representantes de los gobiernos de los Estados miembros reunidos en mayo de 2023 sobre la dimensión social de una Europa justa y solidaria para los jóvenes, los ministros de la UE hicieron hincapié en la necesidad de tener en cuenta la dimensión social de una Europa adaptada a los intereses y expectativas de los jóvenes, y destacaron su papel como actores clave en la aplicación de la Agenda 2030

Jakob Forssmed, ministro sueco de Asuntos Sociales y Salud Pública, subrayó que «sin los jóvenes no puede haber un futuro prometedor. Debemos asegurarnos de que la próxima generación desempeñe un papel significativo a todos los niveles en la elaboración de políticas sobre cuestiones de sostenibilidad».

Conscientes de que hay una parte de la juventud que se muestra pasiva y desinteresada por la política nacional y europea, lo que se refleja en el nivel de abstención del voto joven y otras variantes, somos conscientes de que este fenómeno se debe en parte a la falta de identificación con las actuales estrategias de movilización y comunicación de los organismos gubernamentales y los partidos políticos.

Además, existe la sensación por parte de los jóvenes de que hay una incapacidad para asignar puestos destacados a esta generación en las estructuras internas, lo que se considera una señal de la falta de voluntad para incluir las opiniones de los jóvenes, como concluye el informe de síntesis del estudio «Participación política de los jóvenes en Portugal», promovido por el Foro Gulbenkian del Futuro. Si no están de acuerdo con las políticas convencionales, los jóvenes crean alternativas para expresarse e implicarse política y cívicamente.

Por lo tanto, vemos la necesidad de adoptar nuevos enfoques que fomenten la participación política entre los jóvenes, con el fin de prepararlos en el presente para asumir funciones de liderazgo en el futuro. Es crucial garantizar que sean activos y educados en cuestiones políticas y medioambientales y capaces de marcar la diferencia en su día a día, tanto individual como colectivamente, y que sean verdaderos agentes del cambio y la innovación.

Aprovechar el potencial de los jóvenes, implicarlos en la toma de decisiones políticas, integrarlos en todos los ámbitos de intervención, desarrollar iniciativas y políticas formuladas con, para y por los jóvenes, es esencial para su participación activa y significativa.

Es crucial crear mecanismos eficaces para garantizar que las opiniones de los jóvenes se toman en serio y que sus contribuciones no son sólo simbólicas.

Abrir cauces de participación a los jóvenes

Las plataformas digitales desempeñan un papel crucial en la participación activa de los jóvenes. El uso de espacios en línea como redes sociales, foros y otras plataformas interactivas permite crear canales directos de comunicación entre los jóvenes y los responsables políticos y de la toma de decisiones. Estas herramientas no sólo permiten a las generaciones más jóvenes expresar sus opiniones, sino también entablar un debate constructivo. Además, el uso estratégico de las plataformas digitales puede transformar los procesos políticos en experiencias más accesibles para los jóvenes, que están estrechamente vinculados con lo digital, y pueden utilizarse para difundir información, educar a los jóvenes sobre los procesos políticos y fomentar su participación en debates en línea.

La creación de canales de diálogo abiertos, como foros públicos, mesas redondas y debates, permite a los jóvenes expresar sus preocupaciones y sugerir soluciones, garantizando que sus voces se tengan en cuenta en las decisiones políticas. Además de fomentar la transparencia, refuerzan la confianza entre los jóvenes y los responsables políticos nacionales y europeos.

La inclusión directa de esta generación en los procesos de toma de decisiones, integrándolos en estructuras organizativas, consejos y asambleas, permite a los jóvenes influir en las decisiones desde el principio, aportando su visión para dar forma al futuro. Este tipo de participación activa contribuye a la formación de jóvenes líderes y promueve una cultura de inclusión en las estructuras de gobierno.

En definitiva, promover una participación juvenil significativa en todos los niveles de la sociedad es vital para construir un futuro inclusivo, responsable con el medio ambiente y alineado con las aspiraciones de las nuevas generaciones.

DOCUMENTOS DE APOYO

  • World Youth Report (2020)
  • Informe resumido “A Participação Cívica dos jovens em Portugal” Fundação Gulbenkian
  • European Parliament Youth Survey
  • Conclusiones adoptadas por el Consejo de Educación, Juventud, Cultura y Deporte y los Representantes de los Gobiernos de los Estados miembros, reunidos sobre la dimensión social de una Europa sostenible para la juventud en su reunión de los días 15 y 16 de mayo de 2023
  • The 2030 Agenda for Sustainable Development

Documentos disponibles en: https://essenciacompleta-my.sharepoint.com/:f:/g/personal/teresajuncalpires_essenciacompleta_pt/EsJLYzpmo2lFn34hf2GJhSoBG_5PUyXubuMkRDDTyeNRZg?e=uRER3x 

ACTIVIDADES COMPLEMENTARIAS

Vídeo Agenda 2030 - Objetivos de Desarrollo Sostenible-
Vídeo “¿Conoces los 17 ODS?” -
Conjunto de vídeos sobre cada uno de los 17 ODS -
Clasificación del desempeño de los 193 miembros de la ONU en relación con los 17 ODS.

FÁCIL

Aproximar a los jóvenes a las decisiones políticas: un reto urgente

Escrito por Ines Costa y Teresa Juncal Pires

Dado que los jóvenes son los principales beneficiarios de la Agenda 2030, deben participar activamente en los procesos que apoyan la implementación de las metas relacionadas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), y es importante darles la oportunidad de participar en la toma de decisiones a nivel local, regional, nacional y europeo.

Según el World Youth Report (2020), hay 1.200 millones de jóvenes de entre 15 y 24 años, lo que supone el 16% de la población mundial.

«Los jóvenes están desconectados (u offline como dirían ellos) de las políticas públicas nacionales y europeas».

Los jóvenes son los principales beneficiarios de la Agenda 2030, y su participación activa en la aplicación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y en la toma de decisiones a nivel local, regional, nacional y europeo es crucial. Según el World Youth Report (2020), hay 1.200 millones de jóvenes de entre 15 y 24 años, lo que representa el 16% de la población mundial.

A pesar de que en los últimos años se ha producido un aumento de la implicación política de los jóvenes en Portugal y de su participación en iniciativas de la sociedad civil, como demuestra el estudio «La participación política de los jóvenes en Portugal», promovido por el Foro Gulbenkian del Futuro, en colaboración con el Centro de Estudios y Sondeos de Opinión de la Universidad Católica Portuguesa, que subraya que «la idea a menudo esgrimida de que existe un declive generalizado de la participación política de los jóvenes en Portugal no está respaldada por los datos disponibles», la realidad participativa aún no es suficiente para incidir positivamente en la creación de políticas que afecten al presente y al futuro de las nuevas generaciones.

Muchos jóvenes europeos, incluidos los portugueses, ya participan en actividades cívicas y políticas, a través de métodos convencionales como el voto y la participación en las actividades de los partidos, y de métodos «no convencionales» como el voluntariado, los debates y las manifestaciones. Sin embargo, sigue habiendo un distanciamiento de la política nacional y europea. La movilización de estos jóvenes varía en función de factores como el acceso a la información, el nivel de estudios, la situación socioeconómica o la situación geográfica.

El informe de datos de la European Parliament Youth Survey, realizado por Ipsos European Public Affairs a petición de la Dirección General de Comunicación del Parlamento Europeo, destaca que sólo el 63% de los jóvenes portugueses votó en las últimas elecciones locales, nacionales o europeas, y sólo el 25% participó como voluntario en una organización benéfica/de campaña. Además, sólo el 8% se ha puesto en contacto con políticos para hablar de temas que les preocupan. Esta realidad es similar en España e Italia. En España, sólo el 56% de los jóvenes votó, el 23% participó en una acción de voluntariado y el 10% se puso en contacto con los políticos para tratar temas de actualidad. En Italia, el 50% votó, el 23% participó en una actividad de voluntariado y el 9% tuvo contacto con políticos.

Muchos jóvenes sienten desinterés por la política, lo que se refleja en la baja participación en las elecciones, visible en el nivel de abstención en el voto juvenil y a través de otras formas de compromiso cívico. Esto se debe en parte a que los jóvenes no se identifican con las actuales estrategias de movilización y comunicación de los órganos de gobierno y los partidos políticos.

Además, los jóvenes consideran que existe una incapacidad para asignar puestos destacados a esta generación en las estructuras internas, lo que se considera una señal de la falta de voluntad para incluir las opiniones de los jóvenes, como concluye el informe de síntesis del estudio «La participación política de los jóvenes en Portugal», promovido por el Foro Gulbenkian del Futuro. Al no verse reflejados en la política convencional, los jóvenes están creando alternativas para expresarse e implicarse política y cívicamente.

Grupo de empresarios creativos multiétnicos que trabajan en un proyecto y tienen una reunión de intercambio de ideas. Trabajo en equipo y concepto de lluvia de ideas.

La voz de los jóvenes como parte de la solución

La participación de los jóvenes en la política nacional y europea es crucial para garantizar que sus preocupaciones, necesidades y perspectivas estén debidamente representadas.

Una sociedad democrática implica la representación de todos sus ciudadanos. Por lo tanto, es esencial que los jóvenes tengan una voz activa en los debates que les afectan directamente y que sus opiniones se tengan en cuenta en la toma de decisiones gubernamentales, sobre todo teniendo en cuenta que representan una parte significativa de la población.

Por lo tanto, vemos la necesidad de adoptar nuevos enfoques que fomenten la participación política entre los jóvenes, con el fin de prepararlos en el presente para asumir funciones de liderazgo en el futuro.

Tenemos que garantizar que los jóvenes sean activos y estén formados en cuestiones políticas y medioambientales, y que sean capaces de marcar la diferencia en su día a día, tanto individual como colectivamente, y que sean verdaderos agentes de cambio e innovación.

Es necesario implicar a los jóvenes en la toma de decisiones políticas, integrándolos en todos los ámbitos de intervención, a través de mecanismos eficaces que tomen en serio sus opiniones y aportaciones, creando iniciativas y políticas hechas con, para y por los jóvenes.

Abrir cauces de participación a los jóvenes

Las plataformas digitales desempeñan un papel crucial en la participación activa de los jóvenes. El uso de espacios en línea como redes sociales, foros y otras plataformas interactivas permite crear canales directos de comunicación entre los jóvenes y los responsables políticos y de la toma de decisiones. Estas herramientas no sólo permiten a las generaciones más jóvenes expresar sus opiniones, sino también entablar un debate constructivo. Además, el uso estratégico de las plataformas digitales puede transformar los procesos políticos en experiencias más accesibles para los jóvenes, que están estrechamente vinculados a lo digital, y pueden utilizarse para difundir información, educar a los jóvenes sobre los procesos políticos y fomentar su participación en debates en línea.

La creación de canales de diálogo abiertos, como foros públicos, mesas redondas y debates, permite a los jóvenes expresar sus preocupaciones y sugerir soluciones, garantizando que sus voces se tengan en cuenta en las decisiones políticas. Además de fomentar la transparencia, refuerzan la confianza entre los jóvenes y los responsables de elaborar las políticas nacionales y europeas.

Incluir a esta generación directamente en los procesos de toma de decisiones, integrándose en las estructuras organizativas, consejos y asambleas, permite a los jóvenes influir en las decisiones desde el principio, aportando su visión para dar forma al futuro. Este tipo de participación activa contribuye a la formación de jóvenes líderes y promueve una cultura de inclusión en las estructuras de gobierno.

En definitiva, promover la participación significativa de los jóvenes en todos los niveles de la sociedad es esencial para construir un futuro integrador, responsable con el medio ambiente y alineado con las aspiraciones de las nuevas generaciones.

DOCUMENTOS DE APOYO

  • World Youth Report (2020)
  • Informe resumido “A Participação Cívica dos jovens em Portugal” Fundação Gulbenkian
  • European Parliament Youth Survey
  • Conclusiones adoptadas por el Consejo de Educación, Juventud, Cultura y Deporte y los Representantes de los Gobiernos de los Estados miembros, reunidos sobre la dimensión social de una Europa sostenible para la juventud en su reunión de los días 15 y 16 de mayo de 2023
  • The 2030 Agenda for Sustainable Development

Documentos disponibles en: https://essenciacompleta-my.sharepoint.com/:f:/g/personal/teresajuncalpires_essenciacompleta_pt/EsJLYzpmo2lFn34hf2GJhSoBG_5PUyXubuMkRDDTyeNRZg?e=uRER3x

Vídeo Agenda 2030 - Objetivos de Desarrollo Sostenible-
Vídeo “¿Conoces los 17 ODS?” -
Conjunto de vídeos sobre cada uno de los 17 ODS -

☑️ Comprueba tus conocimientos

Test de comprensión lectora - Aproximar a los jóvenes a las decisiones políticas

Paso 1 de 3

¿Quiénes son los principales beneficiarios de la Agenda 2030?
ir al contenido