Retos futuros en tanto no se finalice el tratado mundial sobre plásticos

El Tratado Mundial sobre los Plásticos aún no está finalizado, pero hay formas de ayudar a resolver el problema. Foto de FreePik.

Escoge tu nivel de lectura:

ESTÁNDAR

Retos futuros en tanto no se finalice el tratado mundial sobre plásticos

Escrito por Inés Pereira

Hasta que no se finalice el Tratado Mundial sobre los Plásticos, ¡no podemos rendirnos! En este artículo, veremos cómo podemos contribuir todos al éxito del Tratado Mundial sobre los Plásticos promoviendo la lucha contra esta grave contaminación.

«Tenemos que cambiar la forma en que consumimos, la forma en que producimos y la forma en que nos deshacemos de nuestros residuos. Esta es la realidad de nuestro mundo. El cambio es inevitable. Este Tratado, este instrumento en el que estamos trabajando, es la primera ficha de dominó de este cambio«, subrayó William Ruto, el presidente keniano, en una de las sesiones de negociación del Tratado Mundial sobre los Plásticos.

La contaminación por plásticos es una gran amenaza para los ecosistemas, el clima y el bienestar humano. Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en todo el mundo el 46% de los residuos plásticos se deposita en vertederos, el 22% se gestiona de forma inadecuada y se convierte en basura, el 17% se incinera y el 15% se separa para reciclar, y menos del 9% se recicla realmente.

Una de las principales consecuencias es la contaminación marina por plásticos, que se ha multiplicado por 10 desde 1980, afectando al menos a 267 especies animales, entre ellas el 86% de las tortugas marinas, el 44% de las aves marinas y el 43% de los mamíferos marinos. La contaminación del aire y del suelo también está aumentando considerablemente.

Para combatir este problema, Inger Andersen, directora ejecutiva del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) señala que «necesitamos utilizar menos materiales vírgenes, menos plástico y nada de productos químicos nocivos. Tenemos que asegurarnos de que utilizamos, reutilizamos y reciclamos los recursos de forma más eficiente y desechamos lo que queda de forma segura. Necesitamos utilizar estas negociaciones para perfeccionar un instrumento incisivo para construir un futuro mejor, libre de contaminación plástica».

En la actualidad, según el PNUMA, más de 14 millones de toneladas de plástico se introducen en los ecosistemas acuáticos y los dañan cada año. Además, se prevé que las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas a los plásticos representen el 15% de las emisiones totales permitidas en 2050 si la humanidad limita el calentamiento global a 1,5ºC.

¿Cómo podemos contribuir todos al éxito del tratado mundial sobre los plásticos?

Hasta que se finalice el Tratado Mundial sobre los Plásticos, ¡no podemos rendirnos!

El éxito del Tratado Mundial sobre los Plásticos no depende exclusivamente de las acciones de los gobiernos y las empresas, sino que es también un reflejo del compromiso y la participación activa de la sociedad en general. La concienciación, la presión pública y la acción individual y colectiva son algunas de las medidas que deben adoptarse y que desempeñan un papel crucial en la promoción de soluciones ambientalmente responsables y socialmente justas al problema de los plásticos.

¡Acciones que todos deberíamos tener en cuenta!

· Concienciación y educación:

La sociedad debe ser consciente de los impactos negativos de los plásticos sobre el medio ambiente y la salud humana. Las campañas de concienciación y los programas educativos pueden ayudar a informar a la población sobre el problema y motivarla para que apoye las medidas destinadas a reducir el uso de plásticos.

· Presión sobre los gobiernos:

Los ciudadanos pueden presionar a sus gobiernos locales y nacionales para que adopten políticas más estrictas en relación con el uso y la gestión de los plásticos. Esto puede incluir la aplicación de prohibiciones o restricciones al uso de plásticos de un solo uso, la promoción de alternativas ambientalmente responsables y socialmente justas y la mejora de la gestión de los plásticos.

· Cambiar el comportamiento:

La sociedad puede contribuir a reducir el consumo de plástico adoptando hábitos de vida más respetuosos con el medio ambiente, como no utilizar productos de plástico desechables, reutilizar los productos siempre que sea posible y optar por alternativas más ecológicas.

· Apoyo a las iniciativas locales:

Las iniciativas comunitarias como la limpieza de playas y ríos, los programas de reciclaje y los grupos de concienciación medioambiental desempeñan un papel crucial en la reducción de la contaminación por plásticos a nivel local.

Apoyar y participar en estas actividades puede ayudar a promover una cultura de responsabilidad medioambiental.

· Participación pública:

La sociedad puede implicarse en los procesos de toma de decisiones participando en consultas públicas, firmando peticiones y tomando parte en actividades que garanticen que los intereses medioambientales están representados y protegidos en los debates sobre políticas relacionadas con el plástico.

· Responsabilidad individual y colectiva:

Cada individuo tiene la responsabilidad de reducir su propio consumo de plástico y minimizar su impacto medioambiental. Al mismo tiempo, la sociedad en su conjunto puede colaborar para promover cambios sistémicos que aborden las causas subyacentes de la contaminación por plásticos, como la sobreproducción y la eliminación inadecuada/inconsciente.

Innovaciones y avances tecnológicos

Además, se están desarrollando numerosas innovaciones y avances tecnológicos para combatir esta contaminación. Las nuevas formas de reciclaje, los materiales alternativos, los materiales biodegradables y compostables, la tecnología de limpieza de los océanos y el seguimiento de los plásticos son algunos de ellos.

En cuanto a las formas de reciclaje, cada vez hay más tecnologías emergentes, como el reciclaje químico, mediante procesos químicos que descomponen los polímeros en sus componentes básicos, permitiendo la producción de nuevos materiales plásticos sin perder calidad, y el reciclaje avanzado, en el que se están desarrollando avances para separar y procesar diferentes tipos de plásticos de forma más eficiente, permitiendo un reciclaje más amplio y completo.

En cuanto a los materiales alternativos, los plásticos fabricados a partir de fuentes renovables como el almidón de maíz, la celulosa y los residuos agrícolas se están desarrollando como alternativas a los plásticos convencionales derivados de los combustibles fósiles. Además, los plásticos de base biológica producidos por microorganismos, como bacterias y hongos, ofrecen una alternativa biodegradable a los plásticos tradicionales.

El desarrollo de plásticos que se degradan más rápidamente en el medio ambiente ya sea mediante procesos biológicos o compostaje, reduciendo la vida útil de los residuos plásticos y su impacto medioambiental, también es una innovación para combatir este problema.

Mediante tecnologías de limpieza de los océanos, se están implantando robots submarinos y barreras flotantes para reducir los plásticos en los ecosistemas marinos.

Además, se están desarrollando tecnologías de seguimiento por GPS de los residuos plásticos para vigilar su movimiento e identificar los focos de contaminación, lo que ayuda a aplicar medidas preventivas y de limpieza.

El escenario de la contaminación por plásticos es complejo y seguirá evolucionando en las próximas décadas a menos que se haga un esfuerzo colectivo para combatir este grave problema medioambiental. Hasta que se finalice el Tratado Mundial sobre los Plásticos, los retos emergentes y las oportunidades para colaborar contra este enemigo son cruciales.

Documentos de apoyo:

Links:

ACTIVIDADES COMPLEMENTARIAS

Scaling-up Ambition & Action on Plastic Pollution at INC
Multi-stakeholder Forum

FÁCIL

Retos futuros en tanto no se finalice el tratado mundial sobre plásticos

Escrito por Inés Pereira

Hasta que no se finalice el Tratado Mundial sobre los Plásticos, ¡no podemos rendirnos! En este artículo, veremos cómo podemos contribuir todos al éxito del Tratado Mundial sobre los Plásticos promoviendo la lucha contra esta grave contaminación.

La contaminación por plásticos es una gran amenaza para los ecosistemas, el clima y el bienestar humano. Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en todo el mundo el 46% de los residuos plásticos va a parar a los vertederos, el 22% se gestiona de forma deficiente y se convierte en basura, el 17% se incinera y el 15% se separa para su reciclado, aunque en realidad se recicla menos del 9%. Hoy en día, según el PNUMA – Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, más de 14 millones de toneladas de plástico entran y dañan los ecosistemas acuáticos cada año.

 ¿Cómo podemos contribuir todos al éxito del tratado mundial sobre los plásticos?

Hasta que se finalice el Tratado Mundial sobre los Plásticos, ¡no podemos rendirnos!

El éxito del Tratado Mundial sobre los Plásticos no sólo depende de las acciones de los gobiernos y las empresas, sino también del compromiso y la participación activa de la sociedad en general.

¡Acciones que todos deberíamos tener en cuenta!

  • Concienciación y educación:

Las campañas de concienciación y los programas educativos pueden ayudar a informar a la población sobre el problema y motivarla para que apoye las medidas destinadas a reducir el uso del plástico.

  • Presión sobre los gobiernos:

Los ciudadanos pueden presionar a sus gobiernos locales y nacionales para que adopten políticas más estrictas sobre el uso y la gestión de los plásticos.

  • Cambiar el comportamiento:

La sociedad puede contribuir a reducir el consumo de plástico adoptando estilos de vida más ecológicos y optando por alternativas más respetuosas con el medio ambiente.

  • Apoyo a las iniciativas locales:

Las iniciativas comunitarias como la limpieza de playas y ríos, los programas de reciclaje y los grupos de concienciación medioambiental desempeñan un papel crucial en la reducción de la contaminación por plásticos.

  • Participación pública:

La sociedad puede implicarse en los procesos de toma de decisiones participando en consultas públicas, firmando peticiones y tomando parte en actividades que garanticen que los intereses medioambientales están representados.

  • Responsabilidad individual y colectiva:

Cada individuo tiene la responsabilidad de reducir su propio consumo de plástico y minimizar su impacto medioambiental.

Innovaciones y avances tecnológicos

Además, se están desarrollando numerosas innovaciones y avances tecnológicos para combatir esta contaminación. Las nuevas formas de reciclaje, los materiales alternativos, los materiales biodegradables y compostables, la tecnología de limpieza de los océanos y el seguimiento de los plásticos son algunos de ellos.

En cuanto a las formas de reciclaje, cada vez hay más tecnologías emergentes, como el reciclaje químico, mediante procesos químicos que descomponen los polímeros en sus componentes básicos, lo que permite la producción de nuevos materiales plásticos sin perder calidad, y el reciclaje avanzado, en el que se están desarrollando avances para separar y procesar diferentes tipos de plásticos de forma más eficiente.

En cuanto a los materiales alternativos, los plásticos fabricados a partir de fuentes renovables como el almidón de maíz, la celulosa y los residuos agrícolas se están desarrollando como alternativas a los plásticos convencionales derivados de los combustibles fósiles. Además, los plásticos de base biológica producidos por microorganismos como bacterias y hongos ofrecen una alternativa biodegradable a los plásticos tradicionales.

El desarrollo de plásticos que se degradan más rápidamente en el medio ambiente ya sea mediante procesos biológicos o compostaje, reduciendo la vida útil de los residuos plásticos y su impacto medioambiental, también es una innovación para combatir este problema.

Mediante tecnologías de limpieza de los océanos, se están implantando robots submarinos y barreras flotantes para reducir los plásticos en los ecosistemas marinos.

Además, se están desarrollando tecnologías de seguimiento por GPS de los residuos plásticos para controlar su movimiento e identificar los focos de contaminación.

El escenario de la contaminación por plásticos es complicado y seguirá evolucionando en las próximas décadas a menos que se haga un esfuerzo colectivo para combatir este grave problema medioambiental. Hasta que se finalice el Tratado Mundial sobre los Plásticos, los retos y las oportunidades para colaborar contra este enemigo son cruciales.

Documentos de apoyo:

Links:

Scaling-up Ambition & Action on Plastic Pollution at INC
Multi-stakeholder Forum

☑️ Comprueba tus conocimientos

Cuestionario de comprensión lectora. Retos futuros en tanto no se finalice el tratado mundial sobre plásticos.

Paso 1 de 3

¿Qué porcentaje de residuos plásticos se deposita en vertederos?
ir al contenido