La extrema derecha toma fuerza a tres meses de las elecciones europeas

  • La Eurocámara se compone de 705 escaños | Shutterstock

Escoge tu nivel de lectura:

ESTÁNDAR

La extrema derecha toma fuerza a tres meses de las elecciones europeas

Escrito por Laura Casamitjana

En junio del 2024 se llevarán a cabo los comicios del Parlamento Europeo, la última encuesta de Europe Elects reafirma la tendencia hacia la derecha ultra que se ha ido viendo en las elecciones de diversos países europeos.

El viraje hacia la derecha que ha tomado Portugal en los comicios del pasado 10 de marzo deja un hecho de especial relevancia: Chega, formación de extrema derecha, prácticamente triplica sus votos y consigue ubicarse como tercera fuerza. Este fenómeno se produce entre el espejismo de los resultados electorales en Países Bajos hace apenas unos meses, donde el ultraderechista Gert Wildeers, líder del Partido de la Libertad (PVV), se llevaba 35 de los 150 escaños, o bien el gobierno Meloni en Italia como referente de extrema derecha que obtiene el poder gubernamental. El auge de la extrema derecha en diversos países europeos asoma como auguro ante la llegada de las previsiones para las próximas elecciones del Parlamento Europeo en junio del 2024.

Las últimas encuestas apuntan para la derecha

A principios de marzo se celebró el congreso del Partido Popular Europeo (PPE) en Bucarest, dónde la actual presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, habló sobre los retos europeos ante lo que considera una amenaza: “la pacífica y unida Europa es desafiada como nunca antes por populistas, nacionalistas y demagogos”, señalaba.

La lideresa de los conservadores europeos, que se vuelve a presentar como candidata, apuntaba a este fenómeno en un contexto convulso a menos de tres meses de los comicios parlamentarios. Y es que las previsiones muestran que no va mal encaminada: según el European Council on Foreign Relations, es probable que “los populistas antieuropeos encabecen las encuestas en nueve países miembros (Austria, Bélgica, República Checa, Francia, Hungría, Italia, Países Bajos, Polonia y Eslovaquia)”. Con ello, añaden que por primera vez podría alzarse con la mayoría “una coalición de derecha populista formada por democratacristianos, conservadores y eurodiputados de la derecha radical”.

Las últimas elecciones, celebradas en 2019, dejaban el Partido Popular Europeo ubicado como primera fuerza (178 escaños), seguido del Partido Socialdemócrata Europeo (SyD), que obtuvo 140. Ese mismo año se formaba la lista de Identidad y Democracia, que aglutina diversos movimientos de extrema derecha como los liderados por Marine Le Pen (Francia) o el mismo Geert Wilders (Países Bajos). La nueva encuesta de Europe Elects, a las puertas de la recta de campaña electoral, marca un aumento de la intención de voto a los partidos de extrema derecha: “El tercer grupo más grande en la proyección, Identidad y Democracia (ID), tiene 92 escaños este mes, uno más que en el sondeo de enero. El otro partido de derecha, el partido nacional conservador Conservadores y Reformistas Europeos (ECR) ―del que forma parte VOX―, gana tres escaños y ahora tendría 83”.

Teniendo en cuenta que la Eurocámara se compone por 705 escaños, si las previsiones se materializan estaríamos hablando de que las listas de tendencia de ultraderecha supondrían casi un 25% de la composición del Parlamento Europeo.

¿Cómo funciona el Parlamento Europeo?

El Parlamento Europeo tiene la función legislativa en la UE. Los ciudadanos europeos votan y eligen a los representantes cada cinco años. A partir de las propuestas de la Comisión Europea ―el órgano ejecutivo de la UE ―, el Parlamento se encarga de aprobar las propuestas de ley, mantener un control democrático sobre las instituciones europeas o establecer el presupuesto de la UE junto con el Consejo ―además de aprobar el presupuesto de la UE a largo plazo, es decir, el “marco financiero plurianual”―. Más allá del poder legislativo, el Parlamento Europeo tiene la potestad de elegir miembros de la Comisión Europea, entre ellos, la presidenta ―actualmente la miembro de la lista más votada, la conservadora Ursula Von der Leyen―.

¿Cómo podría afectar más escaños para la extrema derecha?

La mayor presencia de extrema derecha en el Parlamento podría conllevar la mayor presencia también en la Comisión, y todo ello junto, trabas a objetivos comunes con los que la extrema derecha no casa, como podrían ser las políticas feministas o LGBTQIA+. Oxfam Intermón en su último informe alerta de este hecho, sobre los patrones de votación confirma que:

“Los partidos de extrema derecha son los que, en general, votaron consistentemente en contra de las medidas de igualdad de género”.

Por tanto, mayor capacidad de voto de extrema derecha podría tener una correlación directa con mayor parálisis ante el avance en materias de igualdad y más trabas en las negociaciones ―además de opacar con su discurso reaccionario y obligando al viraje hacía la derecha de partidos conservadores―.

Sobre este hecho Oxfam menciona que esto podría contribuir a presionar a las instituciones de la UE para que sigan los pasos de la “reacción antifeminista y anti-LGBTQIA+ y detengan el progreso hacia la igualdad de género en toda Europa en los próximos años”. Evelien van Roemburg, directora de la oficina de Oxfam en la UE, recuerda que si bien la Comisión Europea adoptó su primera “Estrategia de Igualdad LGBTQIA+ 2020-2025”, algunos estados miembros de la UE como Hungría y Polonia ―precisamente países con alta presencia de la extrema derecha―, no han “reconocido ni protegido los derechos de las personas LGBTQIA+”.  Con la vista en la previsión de las encuestas para el próximo junio, con el plausible aumento de voto a la extrema derecha, la directora de la oficina de Oxfam en la UE menciona que “dado el historial de la extrema derecha, esto es una señal de alerta para la justicia de género. La ciudadanía europea debe votar por los derechos de las mujeres y la igualdad de género. No podemos dejar que se desvanezcan los logros alcanzados con tanto esfuerzo en materia de igualdad de género”.

ACTIVIDADES COMPLEMENTARIAS

FÁCIL

La extrema derecha toma fuerza a tres meses de las elecciones europeas

Escrito por Laura Casamitjana

En junio del 2024 se llevarán a cabo los comicios del Parlamento Europeo, la última encuesta de Europe Elects reafirma la tendencia hacia la derecha ultra que se ha ido viendo en las elecciones de diversos países europeos.

El giro hacia la derecha que experimentó Portugal en las elecciones del 10 de marzo es notable: el partido de extrema derecha Chega aumentó considerablemente su cantidad de votos y se convirtió en la tercera fuerza política. Este fenómeno recuerda los resultados en Países Bajos hace unos meses, donde el líder ultraderechista Gert Wilders del Partido de la Libertad (PVV) ganó 35 de los 150 escaños parlamentarios. También se destaca el gobierno de extrema derecha liderado por Meloni en Italia. Estos acontecimientos señalan un aumento de la extrema derecha en varios países europeos, lo que plantea interrogantes sobre las elecciones al Parlamento Europeo que se llevarán a cabo en junio de 2024.

Las últimas encuestas apuntan para la derecha

A principios de marzo, en Bucarest, se llevó a cabo el congreso del Partido Popular Europeo (PPE), donde Ursula Von der Leyen, actual presidenta de la Comisión Europea, expresó su preocupación por los desafíos que enfrenta Europa. Alertó sobre la amenaza de populistas, nacionalistas y demagogos, que, según ella, ponen en riesgo la unidad y la paz en Europa.

En un contexto agitado a menos de tres meses de las elecciones parlamentarias, Von der Leyen, líder de los conservadores europeos y candidata nuevamente, señaló este fenómeno. Las previsiones indican que los populistas antieuropeos podrían liderar las encuestas en nueve países miembros, lo que podría dar lugar a una coalición de derecha populista que incluiría a democratacristianos, conservadores y eurodiputados de la derecha radical.

En las últimas elecciones de 2019, el Partido Popular Europeo obtuvo 178 escaños, convirtiéndose en la primera fuerza, seguido por el Partido Socialdemócrata Europeo con 140 escaños. Ese mismo año surgió la lista de Identidad y Democracia, que reúne a varios movimientos de extrema derecha liderados por Marine Le Pen en Francia y Geert Wilders en Países Bajos.

Una nueva encuesta de Europe Elects a pocos meses de las elecciones muestra un aumento en la intención de voto hacia los partidos de extrema derecha. El grupo Identidad y Democracia ahora cuenta con una previsión de 92 escaños, uno más que en el sondeo de enero, mientras que el partido Conservadores y Reformistas Europeos, al que pertenece VOX, ganaría tres escaños, alcanzando los 83.

Con la Eurocámara compuesta por 705 escaños, si estas previsiones se materializan, los partidos de ultraderecha podrían representar casi el 25% de la composición del Parlamento Europeo.

¿Cómo funciona el Parlamento Europeo?

El Parlamento Europeo es el órgano legislativo de la Unión Europea. Los ciudadanos de la UE votan y eligen a sus representantes cada cinco años. Este Parlamento se encarga de aprobar leyes basadas en las propuestas de la Comisión Europea, que es el órgano ejecutivo de la UE. También supervisa las instituciones europeas de manera democrática y aprueba el presupuesto de la UE junto con el Consejo. Además, el Parlamento elige a los miembros de la Comisión Europea, incluyendo al Presidente. Actualmente, la presidenta es Ursula Von der Leyen, quien fue la candidata de la lista más votada en las últimas elecciones.

¿Cómo podría afectar una mayor influencia de la extrema derecha?

La creciente influencia de la extrema derecha en el Parlamento Europeo podría significar también una mayor presencia en la Comisión Europea. Esto podría obstaculizar objetivos comunes que la extrema derecha no apoya, como las políticas feministas o LGBTIQ+. Un informe reciente de Oxfam Intermón alerta sobre este hecho, destacando que los partidos de extrema derecha suelen votar en contra de medidas de igualdad de género.

Por lo tanto, un aumento en el poder de voto de la extrema derecha podría traducirse en una mayor parálisis en el avance de la igualdad y dificultar las negociaciones. Además, su discurso reaccionario podría influir en que partidos conservadores se inclinen más hacia la derecha.

Oxfam también menciona que esto podría presionar a las instituciones de la UE para que adopten posturas antifeministas y anti-LGBTQIA+ y detengan el progreso hacia la igualdad de género en toda Europa. En algunos estados miembros como Hungría y Polonia, donde la extrema derecha tiene una fuerte presencia, los derechos de las personas LGBTIQ+ no están adecuadamente reconocidos o protegidos.

Con las encuestas previendo un posible aumento en el voto hacia la extrema derecha en las próximas elecciones, Evelien van Roemburg, directora de la oficina de Oxfam en la UE, advierte que esto debería ser una señal de alerta para la justicia de género. Subraya la importancia de votar por los derechos de las mujeres y la igualdad de género, para no perder los avances logrados con tanto esfuerzo en este ámbito.

 

☑️ Comprueba tus conocimientos

Cuestionario de comprensión lectora. La extrema derecha toma fuerza a tres meses de las elecciones europeas.

Paso 1 de 3

¿Qué función desempeña el Parlamento Europeo en relación con el presupuesto de la Unión Europea?
ir al contenido