Ley del sí es sí

La ley del «sí es sí» establece que el consentimiento sexual debe ser claro y voluntario, sin coacción ni presión, para garantizar relaciones íntimas consensuadas y respetar los límites de todas las partes involucradas.

ir al contenido