Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea (FRA),

fundada en 2007 y con sede en Viena, ofrece asesoramiento independiente a las instituciones de la UE y a los gobiernos nacionales sobre derechos fundamentales, en particular sobre cuestiones como la discriminación, el racismo y la xenofobia, la protección de la intimidad, los derechos del niño y el funcionamiento del poder judicial. La agencia pretende enriquecer los debates, informar a los responsables políticos y orientar la legislación sobre derechos fundamentales de una manera más completa y específica.

ir al contenido