El Mayo del 68 puede ser un buen motivo per hablar de concepciones filosóficas. Por ejemplo: Heráclito frente a Parménides. Mientras que para este último filósofo el mundo es estático y no existe el devenir para Heráclito es justo lo contrario y, como consecuencia, tampoco existe un único camino que nos lleva a la verdad,  y manifiesta una especial preocupación por la explicación del porqué de los cambios. Lo hace sin acogerse unidimensionalmente al racionalismo sino abriendo la mirada a otros marcos explicativos. Esta perspectiva coincide con los cánones del movimiento surrealista y dadaísta  donde se cuestiona la lógica racionalista, en la medida que se considera que ésta restringe la libertad, el sueño y la imaginación.

El film Jonás que cumplirá 25 años el año 2000 ilustra muy gráficamente cómo se entendían por aquel entonces las alternativas educativas en clave libertaria-ecologista: relaciones sexuales más abiertas, trabajo artesanal y en la granja, educación de los hijos por parte de la propia familia, etc. En el trasfondo siempre hay una crítica a la institución familiar -la aportación de W.Reich es también fundamental- y a cualquier otra institución de opresión individual y control social. Por eso se buscan nuevas vías al margen de la sociedad y de la escolarización ordinaria.

Análisis del grafiti como a forma de expresión cultural, política y social.

Análisis de los lemas del Mayo del 68

ir al contenido