Contactar con una entidad que acoja refugiados para que las personas refugiadas puedan explicar su experiencia en la clase. Si hay niños entre ellos, los alumnos se sentirán más cercanos a su testimonio.

  • Previamente a la visita de las personas refugiadas, la clase debería documentarse sobre sus países de origen (situación geográfica, política, religión, número de habitantes …)
  • Preparar preguntas que les gustaría hacer a los invitados
ir al contenido